La instalación de cámaras de seguridad

Es posible que a la hora de comprar tus cámara de vigilancia uno de los temas que más te pueden apurar sea el de configurar la conexión.

Si piensas que es demasiado lío y que es mejor confiarle la tarea a una empresa de instalación de cámaras de seguridad, comentarte que estás equivocado.

Las empresas de instalación de cámaras de seguridad tienen precios no precisamente bajos.

Así que si te atreves a hacerlo tu mismo debes saber que nunca fue tan sencillo y económico como ahora.

Si ese es el caso y  no quieres complicarte, conviene que antes de hacer la compra compruebes que el dispositivo que vas a adquirir reúne una serie de características.

1- Instalación de cámaras de vigilancia con conexión Plug&Play

1.1- ¿Cómo instalar una cámara IP con esta función?

El sistema Plug&Play no es más que una configuración que viene integrada de serie en el dispositivo. Esto quiere decir que al conectarlo a nuestro router mediante cable (ethernet, el de los ordenadores) éste la detectará automáticamente y le asignará un número IP. Acto seguido se lanzará automáticamente el software del dispositivo que la configurará con ese número IP. Desde ese mismo instante podremos visionar las imágenes de la cámara a través de ese software, así como usar todas sus características. Lo único que hemos tenido que hacer es conectar la cámara al router, lo demás en automático.

¿Cómo instalar cámaras de seguridad y verlas por internet?

A la hora de instalar cámaras en casa, en algún momento saldrá lo del número IP. Saber que este número IP será el identificador del dispositivo en la red de nuestro hogar. Así que si queremos visionar el software del dispositivo desde cualquier equipo de la red bastará «llamarlo» desde un navegador web. Para ello, usaremos la doble barra para que el navegador «entienda» que estamos llamando a un dispositivo a través de la web ej: //192.168.0.55 en la barra de dirección

De esta forma aparecerá en la pantalla del navegador el software de la cámara. Desde aquí accederemos a todas las funciones para administrarlo (brillo, contraste, temporizador… etc) y podremos visionar la imagen que envía la cámara.

Este es uno de los sistemas, pero a partir de este concepto de asignar un número IP hay otras opciones que hacen el proceso todavía más sencillo.

1.2- Modo mega-sencillo de instalación de cámaras de seguridad: Mediante código QR.

Primero de todo, encenderemos cámara y móvil y conectarmos el móvil a la red wifi de nuestra casa.

Bajamos la APP del fabricante al móvil y escaneamos el código QR que llevará la cámara (en la base o la parte de atrás). Este código ya identifica al dispositivo en la red con lo cual al escanearlo sincroniza automáticamente cámara y móvil. La App se encargará de registrar la cámara en la red de nuestra casa. Desde ese momento podremos visionarla con la App y administrarla desde ahí. También podremos acceder a ella desde internet. Hemos terminado nuestra instalación de cámara de seguridad IP. Más fácil imposible.

1.3- Complicaciones

En el caso de que existan complicaciones en la instalación de nuestras cámaras de videovigilancia, deberemos estar atentos a los mensajes que nos arroje el software del dispositivo. Los problemas no suelen diferir demasiado de los de otros dispositivos que se conectan en red.

Facilita el trabajo tener la red wifi abierta durante el proceso en el caso de que esté oculta o con contraseña. Muchos router tienen un botón de conexión rápida que abre la red durante un período corto de tiempo suficiente para que la cámara haga la petición y ésta sea aceptada por el router. Pasado el período se cierra automáticamente. De otra forma al hacer la conexión nos pedirá la contraseña de red. No pasa nada sólo tendremos que introducirla y ya está.

Convendrá también desconectar durante el proceso firewall y antivirus para evitar interferencias en la conexión. Acordarse de activarlo nuevamente al terminar de instalar nuestro nuevo dispositivo.

VER LAS MÉJORES CÁMARAS PLUG & PLAY

2- ¡¡Vaya!!… El dispositivo no dispone de función Plug&Play

Es algo que puede ocurrir en la instalación de cámaras de videovigilancia. Pongamos que compramos la cámara, la conectamos al router, vemos que nuestro sistema operativo la detecta pero a partir de aquí no se lanza automáticamente  ningún asistente que nos ayude a configurar el dispositivo en el sistema.

¿Qué hacemos?

Lo único que va a a pasar a partir de aquí es que tendremos que realizar algunos pasos más para hacer la configuración.

En el momento que conectemos el dispositivo al router, éste le otorgará un número IP que será el que lo identifique en nuestra red del hogar, igual que antes.

2-1 ¿Cómo instalar una cámara IP sin la IP?

Fácil. Entramos en el router. Para hacerlo miramos en la base del dispositivo donde se encuentra el nombre de la red y la contraseña y ahí mismo pone la dirección o el nombre del router.

Antiguamente la dirección era un número IP. Actualmente es una dirección web, lo que resulta más amigable.

Tendremos que poner la dirección en el navegador con la doble barra para que se abra el software de nuestro router inalámbrico. Por ejemplo: www.wifilowi.es o la IP 192.168.0.1. Introducimos el usuario/contraseña de acceso (recuerda, si no lo has cambiado está en una pegatina en la base del router) y ya estamos dentro.

De esta forma podremos ver los dispositivos que están conectados al router y sus características, el número IP, el MAC, etc. Con la IP nos basta.

NOTA: De paso, también podremos ver si está conectado el vecino.

Localizamos nuestra cámara por el nombre comercial o el modelo y apuntamos la IP.

Posteriormente introducimos la IP en el navegador para acceder al software de la cámara (Recuerda será del tipo: 192.168.0…). Una vez dentro, tendremos acceso a la configuración de la cámara.

  • Seleccionamos la opción de configuración inalámbrica de la cámara de vigilancia (Recuerda que se puede conectar también por cable al router, de ahí que existan ambas configuraciones)
  • Seleccionamos la red wifi de nuestra casa (si no la conectamos por cable, claro)
  • Introducimos usuario y contraseña de nuestra red wifi.

Listo, acabamos de instalar la camara de seguridad en casa solitos y de forma manual.

2-1 No hay forma de entrar en el router… No pada nada.

Hay que buscar una aplicación que escanee todos los dispositivos conectados a la red para encontrar el número IP. Para el móvil hay una que funciona muy bien que se llama Fing .

Si lo prefieres usar en tu red windows, mac o linux tienes que buscar un sniffer. Son programas que «husmean» la red para ver los números ip de los dispositivos que están conectados o intentando conectar a tu red.

El sniffer leerá todos los números IP que están accediendo al router. Aquí deberemos identificar el número IP del dipositivo nuevo (conectar/desconectar para identificarlo) y una vez sepamos la IP, realizar la instalación mediante el proceso manual.

Cierto…. mejor no perder la clave de tu router

VER LAS MÉJORES CÁMARAS DE FÁCIL INSTALACIÓN

Una vez finalizada la instalación de la cámara de seguridad

3- Cambiar el usuario/contraseña.

Si te conectas desde el móvil o desde tu navegador web, asegúrate que tienes activado el acceso por contraseña. Si no está activado debes hacerlo. En el caso de que traiga un usuario contraseña por defecto, cámbialo por otro. Es importante que la difusión de las imágenes estén bien protegidas si vas a usar el WIFI. Utiliza una contraseña fuerte (combinación de números, letras, mayúsculas y minúsculas)

Nada de dejar la que viene por defecto pues es un coladero para el que quiera juguetear conectándose a la cámara.

4-Comprueba la fecha y hora del sistema

Si la cámara se ha conectado por wifi a internet seguramente se haya actualizado automáticamente pero hay que comprobarlo. Si la fecha/hora no están bien configuradas puede haber problemas a la hora de programarlas o de activar determinadas funciones.

5-Formatear la tarjeta de memoria

Para empezar a usar la tarjeta SD debes formatearla antes. Será más fácil que lo hagas desde el PC.

Comprueba si la cámara tiene la opción de grabación continua en bucle por la cual irá borrando las grabaciones más antiguas conforme vaya registrando las nuevas. Es una opción muy útil para no estar pendiente de no perder imágenes por grabarse encima.

6-Modo de grabación

Este modo es muy importante para la duración de la batería si no va a estar conectada a la red eléctrica y también para optimizar el uso de la tarjeta SD.

Fijarnos en las funcionalidades de los sensores de movimiento, sonido, etc. pues dependiendo de éstas podremos configurar la cámara para que se active únicamente en determinadas situaciones (llanto de un bebé, salida de la persona dependiente por la puerta de la habitación, etc.)

De igual manera, también hay modelos que permiten que no se active la cámara al pasar animales domésticos. Conviene revisar bien todas estas características para sacarles el máximo beneficio, pues así optimizaremos el rendimiento lo que supondrá dedicarle menos tiempo de mantenimiento.

7-Modo de notificaciones

Una vez tengamos configurado el modo de grabación lo siguiente será habilitar la cámara para nos avise cuando se active por algún motivo. Los modelos más nuevos nos avisarán a la app del fabricante en el móvil, o al mail que es la más común. Si tenemos un sistema de domótica en la casa podemos configurarla para que mande el mensaje al gestor de la domótica y éste nos avise por un mensaje de Whatsapp.

Para ellos podemos usar herramientas online como IFTTT  (Ésto a modo anecdótico para aficionados a la informática o freaks tecnológicos)

Como se ve, instalar nuestra cámara de vigilancia es muy fácil y no tiene que haber ninguna complicación. Está bien cuando la tengamos conectada el curiosear bien en sus funcionalidades para conocerla al máximo y sacarle todo el provecho.

Por último…

En la instalación de sistemas de seguridad, conviene que echemos un vistazo a las normas legales vigentes.

Saber que en el caso de la instalación de cámaras de vigilancia, estas normas afectan únicamente cuando grabemos a personas ajenas al ámbito familiar,  instalación cámaras de seguridad normativa.

VER LAS CÁMARAS MÁS FÁCILES DE CONFIGURAR